Recomienda este Blog

martes, marzo 14, 2006

Para estar en forma, parte I.


1. Sé paciente y visualiza tus metas. Es lógico que deseemos llegar cuánto antes a nuestra meta final, resultados rápidos, pero es mejor que seamos sinceros con nosotros mismos y aceptemos que es una batalla lenta para la cuál conviene ir proponiéndose metas chiquitas. Todos los días tomate un tiempo, cierra los ojos e imagínate más delgado, con más energía. ¡Te aseguro que esto refuerza tu voluntad!

2. Empieza a desconfiar de todos los alimentos. Revisa etiquetas cuando vayas al mercado y rechaza aquellos alimentos con grasas escondidas. Trata de elegir frutas, verduras, vegetales, y proteínas sin grasa. La gelatina light es lo mejor, pocas calorías y te da sensación de saciedad porque es puro agua.

3. ¡Mantenerte siempre en movimiento! ¡Muévete! Eso no significa solamente ir a un gimnasio (a mi me aburre y también a muchas personas), pero empieza a caminar, según los expertos, es el ejercicio más completo que existe, además de que es muy entretenido y no te cuesta nada. Podes empezar con 30 minutos 3 o 4 veces a la semana y vas aumentando. Limpia la casa, pone música y baila, lo que sea, el mayor tiempo que puedas.
También es muy bueno subir escaleras: un piso la primera semana, dos pisos la segunda, tres la tercera, etc., y así sucesivamente, hasta que lo hagas un nuevo hábito. Si te gusta nadar, buenísimo, es un ejercicio muy completo. ¡La idea es tener el cuerpo en movimiento la mayor cantidad de tiempo posible! Cuesta, pero te vas a sentir mucho mejor.

4. Si rompes las reglas...Algunos días vas a romper las reglas y tal vez te sientas muy culpable por lo que comiste ¡pero ánimo y no te des por vencido! Un tropezón no es caída. Pero al día siguiente trata de compensar, si sentís que no estás preparado para ayunar (no vaya a ser que termines en atracón) ingerí menos calorías y así establecer un estilo de vida constante, que debes seguir de ahora en adelante.

5. Toma agua y agua ¡y más agua! Piensa en un vaso de agua bien fría como un verdadero placer (ya que el cuerpo hará lo posible para volver a su temperatura ideal de 35°, eso es un ejercicio más y sin notarlo perderás algunas calorías). Toma agua con burbujas, hielo y una rebanada de limón. Es refrescante y muy rica. Todos coinciden en que tomar 3 o 4 litros diarios de agua es esencial para perder peso. Además de que limpia y purifica tu cuerpo y reduce el hambre. Y es maravillosa para mantener tu piel hidratada.
También puedes tomar 2 ó 3 tazas de té verde al día, pues en un estudio de Penn State University se demostró que el té ayuda a quemar 80 calorías. El mismo estudio demostró que después de comenzar una comida con 1 taza de sopa líquida, 27% de las personas consumieron menos comida.

1 Comentarios:

At 10:16 p. m., Blogger starbender said...

Oh, I just hate when I can't read anything!
:o

 

Publicar un comentario

Enlaces a esta noticia:

Crear un vínculo

<< Inicio